Etapas

etapas metodo montessori

Las etapas del desarrollo según Montessori

Desde el nacimiento hasta llegar a la madurez, pasamos por diferentes etapas que se diferencian por sus propias características singulares. Estas etapas o planos, dependiendo de como se las quiera llamar, Maria Montessori las dividió y clasifico de la siguiente manera:

Etapa 1. Mente absorbente del niño (de 0 a 6 años)

La primera etapa del niño o niña, de los 0 a 6 años, es cuando absorbe lo que le rodea y toma consciencia de su entorno y de su ser. Esta etapa tiene dos partes o fases, diferenciadas por el nivel de consciencia que alcanza el bebé.

1.La mente Inconsciente (0-3 años)

En la primera parte de la etapa, entre el nacimiento y los 3 años de vida, la criatura se empapa del mundo que le rodea pero sin ser aún consciente, por eso la han definido como “mente inconsciente”. Lo cual no significa que la mente no esté trabajando. Más bien al contrario, es una esponja que absorbe toda la información e interpreta todos los estímulos que hay a su alrededor.

2. La mente Consciente (3-6 años)

En la fase que va desde los 3 hasta los 6 años el niño desarrolla aún más y más la memoria y el lenguaje. Sus razonamientos son cada vez más complejos, así como sus capacidades para resolver los problemas a los que se enfrenta. Es la fase de la mente consciente en la mente absorbente.

Etapa 2- Periodo de la niñez (6-12 años)

En esta segunda etapa los niños ya son capaces de plantearse cosas y cuestionar lo que les rodea de una manera más importante. Es la etapa de las preguntas y las búsquedas de respuestas, de las relaciones sociales, la búsqueda de la pertenencia al grupo y del desarrollo ético. Es durante esta etapa además que adquieren aprendizajes de índole cultural. El desarrollo de los sentidos, propio de la etapa precedente, dan paso al desarrollo racional.

Etapa 3 – Adolescencia (12-18 años)

En esta etapa es cuando los niños dejan de serlo y comienzan a desarrollar su independencia. Según Montessori, esta etapa se divide en dos momentos: la pubertad y la adolescencia.

Esta primera fase se relaciona con un “nuevo nacimiento”. Por algo Maria Montessori decía que los adolescentes en fase de pubertad eran “recién nacidos sociales”. Pero a diferencia del anterior nacimiento, digamos que el “real”, durante esta fase los cambios físicos y psicológicos afectan de manera muy profunda: aparecen miedos e inseguridades, nuevos planteamientos y dudas así como impulsos emocionales potentes. Las hormonas tienen mucho que ver, ya que hay una auténtica “explosión” en ese sentido. Es una etapa que requiere mucho acompañamiento, escucha y comprensión, tanto en el ámbito pedagógico como en el hogar.

En esta fase, la adolescencia es un paso al mundo adulto. Es aquí cuando la responsabilidad con lo que lo rodea se consolida.

La idea de comprender como funcionan las etapas no sólo se centran en lo que sería lo académico o estructurado de una escuela Montessori. Las diferentes etapas también sirven para organizar las tareas del hogar, así como el material a disposición.