mesa de luz montessori diy

Ya hemos hablado en alguna ocasión de la mesa de luz y su utilidad, pero hoy vamos a explicar las diferentes maneras de crear una caja de luz DIY, hecha en casa, con nuestras propias manos y de una forma económicamente muy accesible.

Hay diferentes maneras de hacerla, veamos las dos posibilidades más sencillas y la que mejor se adapte a lo que buscamos (o a los materiales que tenemos en casa) será la indicada.

Recordemos que las utilidades de la caja de luz son múltiples, desde trabajar letras hasta observar radiografías, analizar las hojas de los árboles y ver dibujos.

Nos sirve para divertirnos y para aprender sobre lo que nos rodea, sobre cómo está compuesto nuestro cuerpo y cómo funciona, o para experimentar con colores y sombras.

Trabajar con la caja de luz actividades como la ciencia o la lectoescritura ayudan a los más pequeños a relajarse y centrar la atención.

Si te parece muy engorroso, siempre puedes recurrir a una caja ya manufacturada, nosotros recomendamos esta mesa de luz Montessori que es muy práctica. Ahora sí, veamos las dos opciones.

Mesa de luz casera con una caja de vino

Esta caja de luz es muy sencilla y se hace utilizando como base una caja de vino o de cava vacía (de esas que suelen venir 3 botellas). Para hacerla necesitaremos tan solo:

  • Una caja de vino de madera
  • Una luz led adhesiva
  • Un metacrilato blanco de 5 milímetros de espesor. La podemos comprar en una tienda de bricolaje (incluso online) ya cortada del tamaño que necesitemos, en este caso es el de la tapa de nuestra caja.
mesa de luz diy

Esta caja es muy sencilla de realizar. Lo que haremos es sacar la tapa corredera de madera de la caja de vino, quitar los 2 separadores (suelen estar colocados a presión en raíles) y pegar las luces led en la base de la caja.

Con un taladro con broca para madera de tamaño 6/8 hacemos una pequeña perforación para sacar el cable de alimentación de las luces led.

Colocamos las luces adhesivas en la base, y cerramos con el metacrilato a manera de tapa.

Tenemos la opción de pegar la tapa con algún pegamento que sirva para madera y plástico.

También podemos pintar la parte interior de la caja con pintura blanca al agua para madera, preferiblemente ecológica, a base de cal y térmica.

Mesa de luz casera con caja de plástico 

Esta es más sencilla, pero como opción 2 y económica no está nada mal. La misma se puede hacer de diferentes tamaños, y es portátil. Por lo tanto es ideal para llevar de viaje o en el coche.

caja de luz diy

Para hacerla necesitaremos:

  • Un contenedor de plástico (cajón, táper o como se le quiera llamar) de la medida que queramos y con tapa ajustada.
  • Cartulina negra.
  • Papel blanco.
  • Una luz led con pilas recargables.

Forramos el interior del cajón de plástico con cartulina negra. Colocamos las pilas ya recargadas en la lámpara led circular. En este caso utilizamos esta lámpara que proporciona luz mediante un sistema de alimentación por baterías, para no tener que utilizar cables.

Recomendamos este tipo, que son más duraderos y resistentes a las caídas:

hacer mesa de luz diy

Colocamos el papel blanco en la tapa del contenedor y la cerramos. Listo, ya tenemos una caja de luz portátil.

¿Tienes otras ideas para hacer una mesa de luz DIY? ¡Déjala en los comentarios!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies, puedes ver aquí la Política de Cookies