Sesión de fotos divertida e inolvidable

Estás pensando en hacer una sesión de fotos, contratar a un fotógrafo de niños profesional y quieres ideas para enriquecer este momento y tener unos recuerdos que además de memorables sean estéticamente maravillosos.

Pues te dejamos una serie de ideas para hacer fotos infantiles. Seguramente el fotógrafo, si está especializado en este tipo de trabajos tendrá propuestas adicionales y puede que hasta mejores, pero si quieres tomar la iniciativa, toma nota de las siguientes ideas.

Burbujas

Las burbujas fascinan a casi cualquier niño. Y también a los adultos. No importa si tienen 6 meses o 6 años. Es una sesión de fotos económica ya que todo lo que se requiere es un kit de burbujas. Lo mejor es disponer de un fondo oscuro, ya que es más difícil capturar burbujas sobre un fondo claro.

Frutas

Las frutas son uno de los alimentos favoritos de los niños y niñas, y también muy vistosos con sus formas y colores.

A los bebés se los puede fotografiar mirando una sandía grande que sea casi tan grande como ellos. ¿Niños un poco mayores? Intente tomar fotografías de ellos probando frutas exóticas que nunca antes hayan probado. Asegúrese de que la fotografía se tome justo cuando ellos muerdan el primer bocado e intenten descifrar el sabor.

Conejitos

Vístalos con un disfraz de conejito con orejas peludas y déjelos enloquecer con algunas poses de conejito y, muy importante, tener unas zanahorias ecológicas que también puedan mordisquear. Seguro que nuestros conejitos se lo pasarán genial y quedarán unas fotos maravillosas.

Recién nacido

Las cestas son ideales para fotografiar a los recién nacidos. Estos son relativamente fáciles de tomar ya que el bebé necesita dormir. Puede ponerlos en una canasta con una etiqueta que diga “Recién llegado”. Este tipo de fotos sólo queda bien a fotógrafos profesionales.

Rayuela

Pinte una rayuela bien colorida en el suelo y deje que sus niños jueguen, mientras el fotógrafo hace su trabajo.

Espejo

Los espejos sacan la curiosidad de los niños pequeños y no tan pequeños. Coloque dos espejos grandes y el bebé en el medio, y vea cómo se comporta. Seguramente muchos momentos serán ideales para ser capturados con una buena cámara.

Jugando con arcilla

A los niños y niñas les encanta jugar con la arcilla, hacer formas y ensuciarse con ella. Dejemos que ellos hagan lo suyo y nosotros o un buen fotógrafo se encargue de capturar estos momentos.

Pintar con las manos

Si el método Montessori es parte de tu vida cotidiana, seguramente los pequeños de tu casa jueguen con pinturas de manos. Para los que aún no lo han hecho, lo mejor es cubrir una mesa con hojas de periódico (en caso de que no queramos que se ensucie la mesa) pegados con cinta de pintor. Luego coloque un papel blanco o cualquier otro color claro, que sea lo más grande posible y al lado varios colores de témpera en un plato.

Teatro

A todos nos gustaba de pequeños disfrazarse e interpretar a nuestros personajes favoritos. Una buena excusa es una sesión de fotos, donde los niños interpretarán a sus personajes favoritos, mientras nosotros (o un fotógrafo) nos dedicamos a inmortalizar el momento.

Estas son algunas de las ideas que se nos vienen a la cabeza a la hora de hacer una sesión de fotos. Siempre es mejor contratar a un profesional, para no tener que lidiar con luces, dispositivos y programas de edición. ¿Se les ocurren otras ideas? ¡Déjenlas en los comentarios!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad