homeschooling

Tips para educar a tus hijos en el hogar

El método Montessori además de abogar por una educación diferente, es adaptable a otros tipos de educación como el homeschooling o educación en casa. 

A continuación te dejamos unos tips importantes para adaptar el método Montessori a la educación en casa, teniendo en cuenta siempre qué es lo mejor para el niño, desarrollar su creatividad, su autonomía y su aprendizaje.

Organizar el entorno

Hay una idea bastante extendida dentro de la pedagogía Montessori que dice que “un lugar para todo y todo en su lugar” es lo ideal, y esto es aplicable tanto para la escuela como para el aprendizaje en casa.

Cuando designa un lugar para todo, el niño o la niña aprenderá rápidamente dónde van las cosas. Esta es una herramienta esencial para enseñarles a ser responsables de los objetos de uso cotidiano, las pertenencias y ordenar los desórdenes que puedan llegar a hacer.

Para ordenar su entorno de manera efectiva, el cambio más significativo que debemos hacer es que las cosas estén lo más accesible que se pueda para el niño o la niña.

Para ello es importante guardar la ropa en cajones a su altura o cestas, así como las perchas y barras de colgar ropas o abrigos, las cuales deben estar a su alcance, para que su hijo pueda tomar su ropa de forma autónoma.

Coloque taburetes tanto en la cocina como en el baño para que puedan lavarse las manos y, en el caso de la cocina, para ayudar con la preparación de las comidas.

Coloque los juguetes, juegos y materiales de todo tipo didácticos y educativos en estantes bajos donde el niño o la niña pueda acceder fácilmente a ellos.

En el caso de los juguetes además es aconsejable que se coloquen en varias cestas o contenedores para que permanezcan separados y sean fáciles de encontrar sin tener que buscar entre pilas de otros juguetes.

Los libros de cuentos también deberían estar siempre a su alcance, para que pueda sentarse a leerlos (o si aún no sabe leer, mirarlos) siempre que quiera. Esto estimulará mucho su relación con los libros a medida que vaya creciendo.

En el enfoque Montessori, también se anima a los padres a rotar los juguetes y libros de los hijos cada pocas semanas. El objetivo de esto es mantener fresca la curiosidad y evitar el aburrimiento. Independientemente de los temas que interesen a sus hijos, la clave es fomentar la exploración y la creatividad.

La fruta y otro tipo de comida saludable siempre están a su alcance. Por eso no es mala idea dejar a su alcance frutas de temporada, limpias y listas para comer.

Mantenga las bebidas en jarras pequeñas ubicadas en el estante inferior del refrigerador, con tazas o vasos cerca. Cuando su hijo tenga sed, déjelo que se sirva solo, solo asegúrese de tener una esponja o trapo cerca para que pueda limpiar cualquier accidente con el agua.

En invierno pueden colocarse en algún mueble o estante también a su alcance.

En cuanto al material educativo, este dependerá de la edad del niño. En el caso de los niños y niñas pequeños, es decir de menos de 3 años, este material será más relacionado con la motricidad, juegos de colores y sonidos, mientras que a medida que van creciendo, el material a incorporar será más relacionado con las palabras, los números, las letras, etcétera.

Estas son solo algunas ideas para aplicar el método en la educación en casa. ¡En nuestro blog encontrarás muchas más!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad